TurElda, tu guia de ocio en Elda
La Ciudad en tu Bolsillo
Suelta de globos aerostáticos en la Plaza Mayor

En estas fiestas prima la tradición y devoción a los santos patronos de la ciudad. Según cuenta la leyenda, los Santos Patronos llegaron a la Ciudad en el año 1604, cuando Don Antonio Coloma, conde de la Ciudad, estando en Cerdeña donde había sido nombrado virrey, recibió en palacio a dos jóvenes con traje de peregrino que le dijeron que si en su viaje de regreso a España podía admitir el traslado de dos cajas para el puerto de Alicante. Sin ningún inconveniente, las cajas fueron transportadas y, una vez llegadas a puerto, y habiendo desaparecido los peregrinos, leyeron en las tapas de las cajas “Para Elda”. Destapándolas contemplaron una imagen de Jesús crucificado y otra de la Virgen Maria con el Niño en sus brazos. A su llegada a Elda, las imágenes fueron recibidas por todo el pueblo con gran expectación y devoción, acompañándolas en procesión hasta la Iglesia de Santa Ana. Desde entonces, se vienen celebrando las fiestas en honor de los patronos de la ciudad, La Virgen de la Salud y El Cristo del Buen Suceso, que es como al final se llamó a aquellas imágenes. De este modo, cuando llega el mes de Septiembre se rememora la llegada de sus Patronos a la Ciudad.

Los días principales de las fiestas son el 8, festividad de la Virgen de la Salud y el día 9, festividad del Cristo del Buen Suceso. Tanto un día como otro, se celebra una misa en la Iglesia de Santa Ana. Por la tarde, tras la Salve solemne, tienen lugar las extraordinarias procesiones de las imágenes por las calles de la Ciudad que rememoran la entrega de los patronos a la Ciudad, con la llegada del barco y los peregrinos.

En estos dos días grandes, se realiza uno de los actos mas coloristas, tradicionales y multitudinarios de estas fiestas: “Correr la Traca”, acto que fue recuperado hace unos años. La traca, comienza en la Plaza de la Constitución y va recorriendo diversas calles, hasta desembocar en la Plaza Castelar. Miles de personas ataviadas con pañuelos y paraguas, protagonizan una agitada carrera bajo la traca, en un recorrido de casi un kilómetro. 

Otra tradición que tiene lugar durante estos días principales, y que se ha recuperado en 2012 tras quedarse por el camino en 1959, es la suelta de globos aerostáticos desde la Plaza Mayor. Un bonito acto que desde primeras horas de la mañana congrega cientos de eldenses para desayunar, tomar las pastas tradicionales y los típicos aperitivos acompañados  por el  mezclaíco (la bebida por excelencia de estas fiestas a base de vermut, picón y sifón), y, finalmente, disfrutar la suelta de globos tras la traca.

La fiesta y la alegría esta presente durante todo el día en los barrios: con sus calles engalanadas para la ocasión, juegos, verbenas, degustaciones, música... Además, existe una barraca popular, donde estos días se realizan conciertos y se monta una discoteca al aire libre hasta altas horas de la madrugada. Jornadas de armonía entre los vecinos y de todos aquellos que quieran visitar Elda durante estos días, para sentirse uno más y convivir directamente con sus gentes.

Cargando, espere por favor...