TurElda, tu guia de ocio en Elda
La Ciudad en tu Bolsillo
Vista de Elda desde el monte Bolón

Elda, capital urbana y económica de la comarca del Medio Vinalopó, se localiza a escasos 38 km y 33 minutos de distancia de Alicante. Enclavada en el centro del valle al cual da nombre, rodeadas de montes de mediana altitud, entre los que sobresale por su majestuosidad la Silla del Cid y surcado su término municipal por el cauce del río Vinalopó, Elda es una ciudad cercana a los 60.000 habitantes, cuya economía es eminentemente industrial, basada en la producción de calzado, así como en una amplia oferta de servicios a toda la comarca.

Su origen urbano se remonta a los siglos XII y XIII, cuando alrededor de una fortaleza andalusí empieza a crecer un pequeño caserío que, con el paso del tiempo, se convertiría en la actual ciudad, capital de la comarca del Medio Vinalopó. La ciudad forma una peculiar conurbación con la vecina villa de Petrer, con la que cada vez se comparten mas lazos de unión demográficos, económicos, sociales y urbanos.

Desde finales del siglo XIX, Elda basa su riqueza en la industria del calzado. La especialización requerida por el mercado la ha convertido en centro de referencia en el sector de calzado de lujo y de alta calidad de señora. Multitud de fábricas y las grandes marcas nacionales e internacionales fabrican zapatos femeninos en Elda.

Su dinamismo industrial supuso la pronta llegada de población foránea desde las localidades más cercanas, en primera instancia, y desde el ámbito regional de Murcia, Albacete y Granada, ya en la segunda mitad del siglo XX. Población que enriqueció el acervo cultural eldense, otorgándole un tremendo dinamismo social. Hoy en día Elda es una ciudad activa económicamente, en la que el tejido social se caracteriza por su inquietud cultural y por su solidaridad social, manifestada en la gran cantidad de asociaciones, colectivos y fundaciones que promueven y organizan actividades de forma continua.

Del mismo modo, y fruto de su historia, Elda es una ciudad rica en tradiciones culturales y fiestas populares. Moros y Cristianos, Fallas, Fiestas Mayores y Semana Santa constituyen el panteón festero eldense que estructuran el año desde enero hasta diciembre.

Trabajo cualificado, compromiso social, inquietud cultural e implicación festera son los ejes cardinales que permiten definir a los eldenses del siglo XXI.

Cargando, espere por favor...