TurElda, tu guia de ocio en Elda
La Ciudad en tu Bolsillo
Castillo de Elda

Lugares de Interés

Castillo de Elda

Imagen 1
Imagen 2Imagen 3Imagen 4
A 0.2 km. del centro
Horario:
En estos momentos el castillo no es visitable
Castillo
Calle Castillo s/n

    Nuestro castillo-palacio es un BIC erigido por los almohades a finales del siglo XII, ocupando un recinto poligonal de 2.700 m2 con 10 torres cuadradas.

    Desde hace más de 800 años que se erigió el castillo-palacio de Elda, ha sido uno de los  monumentos que mejor refleja la esencia de las transformaciones históricas y de los cambios experimentados por una pequeña comunidad agrícola del valle del Medio Vinalopó que, con el paso del tiempo, se ha convertido en una gran ciudad industrial y turística y capital administrativa de la comarca.

    Alcázar islámico, castillo señorial y palacio condal, fue expresión del poder feudal y de la nobleza rentista y muestra de arquitecturas musulmanas y feudales cristianas, testigo de guerras, luchas  nobiliarias y tributos campesinos, albergue de ilustres personajes de las Casas Reales de Castilla y Aragón, residencia palaciega de los nobles Corella y Coloma.

    El acceso primitivo parece ser que estuvo en el flanco sur, contando con un pequeño recinto protegido y un albacar para refugio de la población ante peligros eventuales.

    De esta fase se han recuperado abundantes objetos principalmente cerámicos, e vidrio, de metal y una moneda de plata. La fase cristiana le cambió su fisonomía, incorporando nuevas puertas y dos torres cuasicirculares de sillería, capilla, salas nobles, almacenes y despensas, gran cisterna subterránea, pasillo secreto, potente antemural y cementerio donde se enterraron más de 200 personas. Finalmente la superficie ocupada amurallada alcanzó los 5.231 m2

    A este momento pertenecen numerosos objetos de cerámica, vidrio, metal, hueso, monedas, loza arquitectónica heráldica y restos pictóricos murales.

    Al marcharse a principios del siglo XVIII sus últimos moradores, los Coloma, se da un proceso de deterioro irreversible, patente a comienzos del XIX.

    En 1841 es propiedad de la Corona y en 1848 es subastado por 121.000 reales, derribado parcialmente y abandonado.

    En la actualidad, se está trabajando para recuperar la espectacular dimensión de este monumento que interesa a investigadores y profesionales de todo el país. Por lo tanto, no es posible su visita, si bien el objetivo es intentar su apertura al público una vez finalizado el proceso de restauración, si así lo aconsejaran los expertos en base a los resultados que se obtengan.

    Cargando, espere por favor...